Tecnología

Cómo potenciar la tecnología de colaboración en las pymes

COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir
Ibeconomía - lunes, 1 de febrero 2016 | 9:51 Hrs.

El trabajo flexible es una tendencia creciente en países como Gran Bretaña o Estados Unidos. En España, cada vez más a menudo, vemos artículos y estudios en los medios de comunicación sobre el tema, y es que muchas de las grandes empresas afincadas en España están ya revisando sus políticas en este sentido.

Una encuesta reciente realizada por el Instituto de Liderazgo y Gestión (ILM) afirmaba que el 94% de las empresas del Reino Unido ya ofrecen alguna forma de trabajo flexible. Las grandes empresas ya entienden sus ventajas pero ¿son aplicables a las pymes?, ¿Cómo pueden beneficiarse las pequeñas y medianas empresas españolas de este concepto?

Un estudio de Polycom encontró que los trabajadores en la zona EMEA son hasta un 39% más productivos cuando trabajan desde casa que cuando están en la oficina. Una gran noticia para aquellos empresarios que están buscando la manera de hacer más con los mismos recursos disponibles.

Empresas de todos los tamaños ya se están interesando por este aumento potencial de la productividad. Las compañías se están dando cuenta de otros beneficios adicionales, que van desde reducir los gastos de viaje, a un aumento del tiempo productivo. Teniendo en cuenta el actual panorama económico, las pymes buscan reducir sus gastos y mantener los costes de operación lo más bajos posible. Una de las maneras más efectivas de hacer esto es reducir el número de personas que trabajan desde la oficina, por ello el trabajo flexible o el teletrabajo es la mejor solución.

Tradicionalmente, en las empresas se pensaba que las mejores ideas tienen lugar cuando todo el mundo se encuentra en la misma habitación, y se imponía una política de ‘estar en la oficina’. Sin embargo, en la actualidad las que siguen con esta política pueden, de hecho, ver reducidas sus oportunidades de acceder al gran talento que hay a su disposición a nivel mundial.

Las mejores ideas

La proximidad geográfica no garantiza las mejores ideas, y la mejor persona para el trabajo en un negocio podría estar a kilómetros de distancia. Mediante la implementación del trabajo flexible en las pequeñas y medianas empresas se puede contratar el mejor candidato para cualquier cargo, independientemente de su ubicación.

Para sacar el máximo partido de una política de ‘flexiworking’, los empleadores y el personal deben estar preparados. La conectividad es una cuestión importante. Los empleados necesitan poder acceder a todos los recursos compartidos para poder contribuir a la filosofía de trabajo flexible. Esto puede ser a través de una conexión VPN o aplicaciones en la nube, pero la fiabilidad es vital. El tiempo de inactividad significa pérdida de productividad. Los empleados también tienen que saber a quién contactar si tienen problemas de conectividad durante su experiencia. Los proveedores de servicios de internet suministran diferentes anchos de banda en diferentes áreas, por lo que es importante tener en cuenta las necesidades de cada empleado, y seleccionar el proveedor de Internet con cuidado.

Cambio cultural

Uno de los aspectos más importantes a considerar en una pyme, al introducir el trabajo flexible, es el cambio cultural que eso supone. Es esencial que todos los miembros del equipo se sientan valorados y apoyados sin importar dónde se encuentren. Algunos empleados se preocupan de que estarán “fuera de onda” si trabajan desde casa y tendrán menos probabilidades de promocionarse. Tener reuniones y evaluaciones de gestión de manera online regularmente es importante, ya que confirma que el trabajo que realizan los empleados contribuye a la empresa y está reconocido por los superiores. Permitir a los empleados trabajar desde casa es un claro indicador de que hay confianza en su capacidad para producir un trabajo de alta calidad.

Si preguntamos a cualquier empresa en la que hayan implantado ya una política de ‘flexiworking’, serán ellos mismos los que confirmen que reduce costes, aumenta la productividad y hace a los empleados más felices. No hay que infravalorar la importancia de mantener un buen equilibrio entre la vida laboral y la profesional, por ello es fundamental ayudar a las empresas a retener a sus empleados más valiosos. Todo el mundo tiene diferentes etapas en su vida, y a veces una jornada tradicional de 9 a 5 puede ser más o menos conveniente dependiendo de las circunstancias. El 70% de los encuestados por el ILM afirman que todos deberían tener el derecho a trabajar de forma flexible. Al eliminar este obstáculo las pymes pueden incentivar a sus empleados a quedarse con ellos a largo plazo. Es una solución rentable para atraer, construir y mantener un equipo que trabaja bien junto.


COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir