Salud

Seis personas han sido afectadas por un golpe de calor en las Islas Baleares desde el 1 de junio

COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir
ibeconomía.com - lunes, 15 de julio 2019 | 8:08 Hrs.

Seis personas han sido afectadas por un golpe de calor en las Islas Baleares desde el pasado 1 de junio. La mayoría forma parte de los colectivos de riesgo: tres son hombres que estuvieron expuestos al ambiente caluroso por motivos laborales y dos son mujeres de 65 años o más. Cinco de los afectados fueron atendidos en los hospitales públicos de las Islas Baleares (dos en el Hospital Universitario Son Llàtzer, uno en el Hospital de Manacor, uno en el Hospital Can Misses, y uno en el Hospital de Formentera) y el otro en el centro de salud Escola Graduada de Palma.

Los datos relativos a pacientes afectados por golpes de calor son de notificación obligatoria y son recogidas por el Servicio de Epidemiología que depende de la Dirección General de Salud Pública. Estos datos se registran en los meses en que habitualmente se produce un nivel elevado de las temperaturas, concretamente del 1 de junio al 15 de septiembre.

Golpe de calor

El golpe de calor es una situación que puede ser grave, en la que la temperatura corporal alcanza los 40 °C y el cuerpo no puede reducirla de manera eficaz. Es causado por la permanencia prolongada en ambientes muy calurosos o por hacer una actividad física intensa cuando hace mucho calor.

Las personas que tienen más riesgo de ser afectadas por un golpe de calor son las mayores de 65 años (y más si viven a solas y/o son dependientes), los bebés y los niños pequeños, las personas con dolencias crónicas (cardiovasculares, respiratorias, diabetes, obesidad…) y/o con determinadas medicaciones (antidepresivos, diuréticos, antihipertensivos.), los trabajadores y las trabajadoras en ambientes calurosos, y las personas que hacen ejercicio físico intenso en las horas de más calor.

Se reconoce por la aparición de síntomas como una temperatura muy elevada, piel enrojecida, caliente y seca; pulso acelerado y respiración rápida, rampas, dolor de cabeza, náuseas y/o vómitos, somnolencia y mucha sed. También puede haber confusión, convulsiones y pérdida de conocimiento (que a veces es el primer síntoma en personas mayores).

Se puede encontrar más información en la web de la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Salud y Consumo:

https://www.caib.es/sites/consellsdesalut/ca/prevencio_del_cop_de_calor/


COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir