El último estudio de Cigna, ‘COVID-19 Global Impact’, refleja que el sentimiento de pertenencia de los españoles a un grupo ajeno al ámbito familiar ha crecido un 10% tras el confinamiento


A pesar del aislamiento social que algunas personas han experimentado durante el periodo de restricciones de movilidad que se ha vivido recientemente, los datos apuntan a que esta situación ha reforzado los lazos afectivos con su círculo cercano. Según el último estudio de CignaCOVID-19 Global Impact’, perteneciente a su informe anual ‘360º Well-Being Survey 2020’el sentimiento de pertenencia de los españoles a un grupo ajeno al ámbito familiar ha crecido un 10% tras lo ocurrido.

En concreto, el informe realizado por la aseguradora de salud muestra que, actualmente, el 74% de los encuestados nacionales reconoce sentirse parte de un grupo social, más allá del ámbito doméstico. Un porcentaje muy superior al 64% obtenido a comienzos de 2020. Además de este sentimiento de pertenencia, la calidad de las relaciones personales de amistad también ha mejorado notablemente. Así lo demuestra el hecho de que el porcentaje de encuestados que afirmen disponer de “un gran número de amigos íntimos” haya pasado del 24% al 31%.

Las nuevas tecnologías han jugado un papel primordial en la consecución de estos resultados. Y es que, tal y como muestran los datos extraídos del estudio de Cigna, el 68% de los españoles incrementó durante los días de cuarentena el uso de herramientas de videollamada, llamada o chat para mantenerse en contacto con otras personas.

Mejora de 10 puntos en la valoración de la conexión emocional
Esta mejora en el contexto social de los españoles ha repercutido positivamente en su salud emocional. El impacto de la soledad en la salud y bienestar era una de las mayores preocupaciones durante el confinamiento, ya que los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE1) publicados en abril reflejaban que aproximadamente el 26% de los hogares españoles son de tipo unipersonal.

Sin embargo, según el estudio COVID-19 Global Impact’ de Cignaa la hora de valorar la conexión emocional que sienten ahora con otras personas, los datos desprenden una mejora de diez puntos. A comienzos de 2020, el 81% de los encuestados afirmaba sentirse cerca y en sintonía con otras personas, y ahora, el dato registrado es del 91%.

“En los últimos meses, se ha puesto a prueba el bienestar emocional, ya que el riesgo de caer en sentimientos de soledad era mucho mayor. Sin embargo, estos datos demuestran que, en general, los españoles han sabido hacer frente a la situación. Las plataformas digitales han permitido seguir manteniendo el contacto con amigos, familiares y compañeros de trabajo, lo que ha servido para reforzar el vínculo con el círculo más cercano, fortalecer la salud social, y ser capaces de evadirnos, aunque fuese unos minutos al día, de la realidad que se estaba viviendo”, destaca la Dra. María Sánchez, e-Health Medical Manager en Cigna España.

Variación de los indicadores de soledad (“a veces” / “siempre”)
En la misma línea de mejora destacan otro tipo de variables, como el hecho de contar con más personas con las que poder hablar abiertamente, ya que el porcentaje de encuestados con esta apreciación ha crecido del 78% al 83%, o a las que poder recurrir (78% en enero vs 85% actual). Asimismo, y pese a que no se ha podido salir de casa en varias semanas, la sensación de aislamiento también se ha reducido, al pasar de un 39% a un 36%.

Además, parece que este periodo también ha servido para conocer más a fondo a las personas del entorno. Tal y como muestran los datos, el 79% de los encuestados nacionales cree ahora que tiene muchas cosas en común con las personas que le rodean, frente al 73% que lo consideraba así antes, y se sienten más comprendidos por los demás (72% a comienzos de año vs 77% actual).