Economía

La Comisión de Sequía acuerda las primeras medidas para paliar los efectos de la falta de lluvias en el campo

COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir
ibeconomía.com - martes, 30 de abril 2019 | 1:34 Hrs.

La conselleria de Medi Ambient, Agricultura i Pesca se ha comprometido, este lunes, a implementar una serie de medidas para paliar los efectos, en el sector primario, de la falta de lluvias de los últimos meses.

El conseller, Vicenç Vidal, se ha reunido con representantes de varias Organizaciones Profesionales Agrarias en el marco de la Comisión técnica de la Sequía. Una vez escuchadas las peticiones de los afectados, Vidal ha acordado que las ayudas que les destine la conselleria se dividirán en tres líneas de actuación: por un lado, se incrementarán los recursos de la campaña de semillas (que incluye cereales y forraje); por el otro, se ayudará al sector a sufragar los costes de la compra y transporte de parte del alimento para la ganadería extensiva. Finalmente, se pedirá al Estado una reducción del IRPF paras los profesionales del campo. «Como hemos hecho siempre durante la legislatura, nos mantenemos al lado del sector», ha destacado Vidal.

Las medidas han sido acordadas una vez que la conselleria ha comunicado, al sector, las conclusiones del informe, elaborado por la Dirección General de Agricultura y Pesca, sobre la incidencia actual de las condiciones de sequía sobre los pastos, forraje y cereales.


El documento constata que las precipitaciones primaverales no han sido las adecuadas para el correcto desarrollo de cultivos herbáceos, pese a que las últimas lluvias de este mes de abril han paliado sus efectos. Para comprobar el efecto de la falta de lluvias, técnicos de la conselleria han evaluado el estado de forrajes y cereales alrededor de Mallorca.

Si bien la mayoría de los municipios se han visto afectados por este fuerte déficit hídrico, se observan zonas con mayor y menor afectación por sequía dependiendo del tipo de suelo y de lluvias recibidas. Así, por ejemplo, en las zonas más afectadas (sur de Mallorca) se estima una reducción del 30% de la producción de cereales, un 60% en el forraje y un 75% en las leguminosas. En las zonas menos afectadas (centro de Mallorca) se estima una reducción del 20% de la producción de cereales, un 50% del forraje y un 75% en las leguminosas.

Vidal ha indicado que la conselleria continuará haciendo seguimiento de la situación por si hay que tomar nuevas medidas en un futuro. Para una determinación exacta de los daños, según subraya el informe, deberá hacerse una nueva evaluación en el momento de la cosecha.

El conseller ha señalado que en la Comisión técnica se han discutido otras cuestiones como la necesidad de abrir un amplio debate sobre la adaptación del sector al cambio climático. También se ha discutido sobre la ineficacia de los seguros agrícolas en el contexto balear, una particularidad que deja a muchos profesionales desamparados ante cualquier contrariedad.


COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir