Caib

La FEHM y ACH piden al Gobierno de España que se adopten las medidas necesarias para garantizar el correcto funcionamiento del tráfico aéreo de Son Sant Joan

COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir
ibeconomía.com - sábado, 16 de marzo 2019 | 8:33 Hrs.

La FEHM y ACH manifiestan su preocupación ante las noticias publicadas hoy en sendos periódicos locales sobre la situación que vive el centro de control aéreo de las Islas Baleares, ubicado en el aeropuerto de Son Sant Joan, con la pérdida de seis controladores en relación a la temporada de 2018 y de otros dos en la torre de control, lo que suma ocho controladores menos, todo ello unido al hecho de que los 15 nuevos controladores que se han sumado a la plantilla tienen que completar aún su periodo de formación, por lo que no podrán estar operativos durante  los meses con mayor densidad de tráfico en el aeródromo palmesano.

Esta circunstancia pone de manifiesto una falta  de planificación por parte de la entidad pública Enaire, dependiente del Ministerio de Fomento, viéndose ahora en la situación de que el personal que se incorpora debe pasar por un periodo de instrucción, teniendo en cuenta, además, que la asunción de responsabilidades es progresiva.

El hecho de que para este verano el aeropuerto de Palma pudiera sufrir retrasos por esta circunstancia denota una irresponsabilidad por parte del ente gestor Enaire que tiene la obligación, según se recoge en el artículo 2 de la Ley 9/2010, de 14 de abril, por la que se regula la prestación de servicios de tránsito aéreo, se establecen las obligaciones de los proveedores civiles de dichos servicios y se fijan determinadas condiciones laborales para los controladores civiles de tránsito aéreo, de “garantizar la prestación segura, eficaz, continuada y sostenible económica y financieramente de dichos servicios”.

Preocupa el hecho de que pueda verse comprometida la operativa teniendo en cuenta el menor número de controladores y la falta de experiencia de los que se incorporan y más aún cuando, según recoge una de las noticias publicadas, ENAIRE está ofreciendo el puesto de supervisor, con el 100% del salario, a controladores que sólo llevan seis meses en su puesto cuando el proceso normal es cobrar el salario íntegro al séptimo año de desempeñar su labor, cuando se considera que ya están plenamente formados.

Recordemos que en el proceso judicial finalizado el pasado mes de octubre los controladores abogaban por la seguridad y según parece este requerimiento en materia de seguridad se ha relajado a cambio de la percepción de mayores ingresos económicos.

Si hay algo que un destino como las Islas Baleares en general y Mallorca en particular no puede permitirse bajo ningún concepto es generar incertidumbre y trasladar a nuestros mercados emisores una mala imagen, máxime cuando precisamente una de las fortalezas de nuestras islas es la óptima operativa de unas infraestructuras aeroportuarias que cada año reciben a millones de turistas.

Es por ello que exigimos a Enaire y al Ministerio de Fomento que informe y aporte con urgencia las garantías necesarias  para que este verano el aeropuerto de Palma pueda operar con la eficiencia requerida y que se dé un mensaje de tranquilidad al respecto de su planificación y medios.


COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir