Vivienda

Más de la mitad de nuestro sueldo lo dedicamos al pago de la vivienda

COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir
ibeconomia.com - jueves, 31 de mayo 2018 | 8:26 Hrs.

En la actualidad, hacer frente al gasto de acceso a una vivienda es un 8,14 por ciento más del presupuesto que se necesitaba hace un año, según un estudio realizado por pisos.com, donde también se desprende que en Baleares se requiere hasta el 57,5 por ciento de los ingresos para el pago de la renta mensual, siendo una de las Comunidades Autónomas más costosas.

A nivel nacional, los españoles tienen que destinar el 34 por ciento de sus ingresos al pago de la vivienda, mientras que hace un año destinaban el 24,8 por ciento.

No obstante, mientras que el gasto de acceso a una vivienda se ha encarecido más de un 8 por ciento en un año, los ingresos medios de los trabajadores españoles se han incrementado de media un 0,2 por ciento, hasta los 23.156 euros anuales.

El director de estudios de pisos.com, Ferran Font, ha señalado que, aunque los ingresos anuales medios de los trabajadores en España han aumentado “ligeramente”, la subida “no compensa” el ascenso experimentado tanto por los precios de venta como de alquiler.

En concreto, en el caso del alquiler, la renta media ha pasado de los 675 euros a los 780 euros mensuales, mientras que el precio medio de venta por metro cuadrado ha subido de los 1.526 euros a los 1.572 euros.

Así, para acceder a una vivienda en alquiler se tiene que invertir el 40,4 por ciento del salario, frente desembolso del 30,3 por ciento que había que hacer hace un año. Además, en el caso de la hipoteca, se requiere un desembolso de los ingresos del 27,5 por ciento, mientras que hace un año este importe era del 21,4 por ciento, lo que, según pisos.com, deja “menos sueldo disponible a final de mes”.

“La capacidad de endeudamiento del comprador o inquilino se ha visto más comprometida”, ha subrayado Font, tras recordar que existen varias diferencias entre ambos métodos de acceso y que aunque la cuota hipotecaria suponga un gasto mensual más reducido, exige un ahorro previo “importante”.

Por regiones, el estudio apunta que la facilidad de acceso varía en función de la Comunidad Autónoma. En concreto, las mayores diferencias se dan en el alquiler, ya que en regiones como Madrid se requiere de hasta el 60 por ciento de los ingresos para el pago de la renta mensual.

Por detrás, como las regiones más costosas, también destacan Baleares (57,5 por ciento) y Valencia (48,4 por ciento). Por su parte, Castilla-La Mancha (26,7 por ciento), Extremadura (27 por ciento) y Asturias (29,9 por ciento) destacan como las comunidades en las que el esfuerzo de pago del alquiler ronda el 30 por ciento.

Al contrario de lo que sucede con el alquiler, la compra no requiere dedicar más del 50 por ciento de los ingresos en ninguna comunidad autónoma, aunque sí que se registran diferencias de hasta un 28,3 por ciento, dependiendo de la región, según el informe realizado por el portal inmobiliario.


COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir