Salud

Recomendaciones de OCU para evitar y tratar enfermedades alimentarias

COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir
ibeconomia.com - lunes, 9 de julio 2018 | 7:20 Hrs.

 

  • La higiene y una correcta manipulación de alimentos es la forma más eficaz de reducir riesgos
  • La temperatura, la humedad y el tiempo son los tres factores que más influyen en la proliferación de los gérmenes
  • En caso de sentir síntomas de malestar, es esencial mantenerse hidratado y acudir al médico si la situación se agrava

Existen muchas enfermedades que pueden transmitirse por ingerir comida o agua que contenga los microorganismos (o sus toxinas) que las causan. Para poder evitarlas, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ofrece una serie de recomendaciones, así como consejos de actuación en caso de contraerlas.

Según OCU, la higiene y la correcta manipulación de alimentos es la forma más eficaz de reducir riesgos. Además, existen tres factores que se deben tener bajo control, por ser aquellos que más facilitan la proliferación de los gérmenes:

 

1. Temperatura: la mayoría de las bacterias se reproducen de forma óptima a 37º. Para dificultar su multiplicación, se debe, por un lado, mantener siempre por debajo de los 5º aquellos alimentos que deban estar refrigerados y, por otro, alcanzar al menos los 65º durante dos minutos al cocinarlos.

 

2. Nutrientes y humedad: donde hay restos orgánicos, si además hay humedad, es más fácil que se reproduzcan los gérmenes. La mejor forma de prevenirlo es una limpieza cuidadosa antes de preparar los alimentos.

 

3. Tiempo: algunas bacterias pueden dividirse en dos cada 20 minutos, de modo que en poco tiempo pueden alcanzar un número lo bastante importante como para provocar daños en el consumidor. Para evitarlo, es importante no dejar pasar mucho desde que se elaboran hasta que se consumen y mantenerlos refrigerados durante ese tiempo.

OCU recuerda, además, que es importante tener en cuenta la contaminación cruzada en la cocina. Esto es, la transmisión de microorganismos de unos alimentos a otros o por contacto de estos con superficies o manipuladores. Para evitarlo, se deben separar siempre los alimentos crudos de los cocinados y lavar bien los utensilios, manos y superficies al cambiar de alimento.

 

Mantenerse hidratado, esencial para el tratamiento

En caso de percibir síntomas de malestar, OCU recomienda observar su gravedad. En caso de que los vómitos y/o diarrea sean continuos y no se admita ni siquiera suero, se debe acudir al médico lo antes posible.

Si, por el contrario, los síntomas son leves, OCU recuerda que es suficiente con hidratarse bien cuanto antes y mientras dure el episodio (la deshidratación es el mayor peligro en estos casos) y mantener una dieta blanda.  En caso de que en dos o tres días no se aprecie mejoría o aparezcan otros signos de alarma, OCU recomienda acudir a la consulta.

Para mayor información, la Organización ha enumerado alguna de estas enfermedades alimentarias y los gérmenes que las causan (Listeria, Salmonella, E.coli, Campylobacter…) y ofrece a los usuarios la mejor manera de prevenirlas, así como consejos para detectar sus síntomas y los tratamientos más eficaces para combatirlas en caso de que lleguen a sufrirse.

La información completa puede verse en este enlace.


COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir