Política

El gasto español en servicios fundamentales es cinco puntos porcentuales menor a la media de la eurozona

COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir
ibeconomia.com - viernes, 29 de junio 2018 | 7:42 Hrs.

Solo Cantabria y País Vasco han recuperado actualmente los niveles de 2009, según la Fundación BBVA

El gasto público que se destina en España a los servicios públicos fundamentales (SPF) que componen el Estado del bienestar: sanidad, educación y protección social, supone una cifra equivalente al 26,8% del PIB, una ratio que se sitúa casi cinco puntos porcentuales por debajo de los países de la eurozona y que es inferior a la de Alemania, Reino Unido, Francia e Italia, las cuatro mayores economías europeas, de acuerdo a la Fundación BBVA.

Las comunidades autónomas y la Seguridad Social concentran en España el 90% del total del gasto público en servicios públicos fundamentales y las administraciones locales y central absorben el resto.

En este sentido, la fundación destaca que las competencias relacionadas con los SPF son de naturaleza muy distinta, ya que mientras que las comunidades tienen asumidas las relacionadas con educación, sanidad y servicios de protección social como la dependencia, la Seguridad Social y la Administración Central se encargan principalmente de las pensiones y las prestaciones por desempleo.

Durante los últimos años, el gasto en servicios públicos fundamentales de las comunidades ha iniciado su senda de recuperación, si bien ninguna comunidad, a excepción de Cantabria y País Vasco, ha recuperado los niveles de gasto público per cápita previos a la crisis.

Por otro lado, la Fundación BBVA ha destacado que hay una “sustancial” diferencia de gasto en SPF por habitante ajustado entre la Comunidad que más gasta, País Vasco, con una cantidad de 3.218 euros en 2016, y la que menos, Canarias, con unos 2.265 euros en el mismo año.

Además, el gasto por habitante ajustado de País Vasco y Navarra es 31 puntos porcentuales y 23 puntos porcentuales superior a la media española en 2016, respectivamente, mientras que el de las regiones insulares, Baleares y Canarias, es un 7%-8% inferior.

Asimismo, ha resaltado que la existencia de diferencias en el gasto en SPF por habitante ajustado se debe no solo a distintas necesidades, sino también a otros factores como la disponibilidad de recursos o el ejercicio de la autonomía por parte de las comunidades a la hora de determinar el nivel de prestación de los servicios.

En este sentido, durante el periodo de 2003 y 2009, etapa expansiva de la economía, el gasto real en SPF por habitante experimentó un crecimiento acumulado de más del 20% en todas las comunidades, llegando a superar el 40% en Murcia y en Castilla-La Mancha. Después de 2009 y con la llegada de la crisis, la intensidad de los ajustes no fue la misma en todas las regiones: Castilla-La Mancha redujo su gasto en SPF por habitante en más de un 26% entre 2009 y 2013, mientras que País Vasco, Asturias y Cantabria lo hicieron en menos de un 10%.

En relación al bienestar, el informe de la fundación afirma que las comunidades que se sitúan en las primeras posiciones del ranking del bienestar referente al año 2015 (último año disponible) son País Vasco, La Rioja, Navarra, Madrid y Cantabria, teniendo todas ellas, excepto Madrid, un gasto en SPF por habitante ajustado superior a la media española. En las últimas posiciones se encuentran Canarias y Andalucía, ambas por debajo del promedio en gasto en SPF.


COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir