motor

Los invencibles mallorquines también cruzan el mundo en un Panda

COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir
ibeconomía.com - miércoles, 14 de marzo 2018 | 12:43 Hrs.

El pasado lunes finalizó la décima Edición del Panda Raid 2018, que contó un año más con representación balear. Diez años creciendo y diez años de éxito. De un puñado de participantes de las primeras ediciones, casi contados con los dedos de las manos, a los 350 de este año.

Como viene siendo habitual, ayer todos los participantes llegaron a Marrakech después de una etapa fácil, más de transición que de otra cosa, y después de haber experimentado el desierto en todas sus expresiones de paisaje, luz, color y tipo de suelo. Es sencillamente increíble ver como los pequeños Panda pasan por caminos y lugares tan difíciles y en los que un todo terreno moderno podría verse en serios apuros o, sencillamente, desistir en el intento de pasar. Mecánica sencilla y poco peso son claves en estos coches. Aunque cuenta mucho también la pericia de sus pilotos, verdaderos alma mater de cada raid, junto a un equipo e organización que brilla por su eficacia y esfuerzo.

La etapa de ayer en Marrakech pone el broche final con su entrega de premios y resume seis intensos días en los que no solo se ha desafiado al desierto marroquí, sino que se han vivido experiencias con otros participantes y hasta se han hecho amigos. La estampa de participantes parando para ayudar a otros bien a salir de la arena o bien a solventar una avería mecánica ha sido la nota más común. No solo se trata de conducir, también de fomentar la solidaridad. Tanto es así que ha habido, otra vez, una pedida de mano en uno de los equipos. Enhorabuena. Aunque las historias ya se cuentan por cientos, a cada cual más interesante.

Destacan los Panda de tracción 4×2, y también los de tracción total, o 4×4. Este año han estado igualados prácticamente en número. Si los primeros han estado codeándose con los segundos, incluso liderando la parte alta de la clasificación, los Fiat 4×4 se muestran casi siempre imbatibles e intratables. A pesar de ello, y aquí también radica parte del encanto de esta prueba, hay quienes prefieren los primeros y los defensores acérrimos de las cuatro ruedas motrices.

Precisamente entre los segundos, está edición también ha tenido como protagonista de excepción un Fiat Panda Cross 4×4 de 2018. Un coche nuevo que, aunque no ha entrado en los puntos, ha hecho todo el recorrido completo. Al igual que los Fiat Panda 4×4 más antiguos, la esencia sigue muy viva en esta versión moderna. El Fiat Panda Cross 4×4 pesa poco frente a los grandes terrenos más convencionales y dispone de tracción total permanente, ayudada, si es preciso por el bloqueo de diferenciales mediante un botón giratorio ubicado detrás de la palanca de cambios que hace su función automáticamente por debajo de 50 kilómetros por hora.

La eficacia del bajo peso y la tracción total ha hecho que el Panda Cross 4×4 no haya tenido ningún problema a la hora de afrontar los muchos pasos de arena a los que se han visto sometidos los participantes, los pasos de ríos secos, las triples y hasta las dunas de turno. La eficacia sigue tan viva como en los primeros Fiat Panda 4×4 pero mejorado notablemente como no podía ser de otra manera. Numerosos participantes se han interesado en su desempeño, estilo y eficacia en esta ocasión, quedado gratamente sorprendidos.

Este año más que nunca el Panda Raid ha tenido participantes de casi todos los lugares del planeta. Participantes de Argentina, Camboya, Pensilvania, Andorra, Italia sobre todos participantes extranjeros, y países del norte de Europa ha hecho que esta edición haya sido la más internacional, la más diversa, si cabe la mejor.

Tags: , , ,


COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir

Noticias relacionadas