En cualquier tipo de vehículo, la calidad de los neumáticos es un factor importante, que merece, sin duda, la atención de su conductorAhora bien, en un coche de época, este aspecto se convierte, directamente, en fundamental. Así lo confirma Pep Solé, gerente de Gama Clásica: “Las carreteras han cambiado mucho. Si bien los vehículos de antaño no tienen la misma velocidad que los actuales, lo cierto es que sus componentes de seguridad tampoco son los mismos”. La tecnología moderna de los neumáticos que se fabrican hoy en día “proporciona, sobre todo, adherencia y fiabilidad en curva”, tal y como explica Solé. Aun así, apostar por los beneficios de la modernidad no implica tener que renunciar al gusto por lo vintage. En este sentido, Gama Clásica distribuye todo tipo de neumáticos con una estética clásica que armoniza con la belleza de los coches de época.

Entre los múltiples fabricantes de neumáticos clásicos de que dispone Gama Clásica se encuentra la italiana Pirelli, una compañía, con sede en Milán, nacida en el 1896, de la mano del ingeniero Giovanni Batista Pirelli. “El dibujo de su neumático, con un diseño atrevido, es muy característico. Su diseño actual, además, es fidedigno al original” afirma Solé. Para él, que es un apasionado del motor clásico, cada coche y cada neumático “esconden una historia tras de sí”. Fueron diversos los coches de época que lucieron neumáticos Pirelli. Entre ellos destacan, especialmente, las marcas italianas, como Alfa Romeo y Lancia. Estas firmas tuvieron un auge, mediante su participación en rallies reconocidos, como el de Montecarlo. Nos situamos en los años sesenta y setenta del siglo pasado. “Algunos modelos de la época, como el Lancia Stratos, en la actualidad son muy preciados”. Como bien remarca Solé, el diseño italiano siempre ha sido una referencia internacional, y más por aquel entonces, cuando diseñadores de prestigio como Zagato y Pininfarina se ganaron el aplauso del público mundial.