IBMASCOTAS

Precauciones en Navidad con nuestros peludos

Fernando Ribas. Veterinario

COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir
ibeconomia.com - domingo, 31 de diciembre 2017 | 7:53 Hrs.

Cuando llegan las fiestas navideñas, todos decoramos nuestras casas con bonitos adornos, preparamos copiosas comidas y nos intercambiamos muchos regalos. Son momentos de alegría y para compartir con la gente que queremos pero ¿somos conscientes de que mucho de lo que tenemos a nuestro alrededor puede resultar peligroso para nuestros animales de compañía?

Es frecuente que en las comidas a  alguien se le ocurra darle las sobras al perro o al gato. Debemos de tener cuidado,  muchos de los alimentos que comemos pueden resultar perjudiciales para nuestras mascotas. Un atracón de carne con salsa o los huesos del cordero o el pollo capón pueden provocarles  una severa gastroenteritis, un empacho o hasta una grave torsión de estómago.

Cuidado con los adornos navideños y los cables de éstos, muchos cachorros tienen el hábito de roer todo lo que encuentran y normalmente estos cables suelen ser bastante finos y pueden darle un gran susto.

Cuando entreguemos los regalos o cuando hayamos terminado la comida hay que procurar recoger los trozos pequeños que nuestro perro pudiera ingerir accidentalmente: palillos de madera, bolitas de papel de aluminio, gomas elásticas, corchos de las botellas, juguetes pequeños  e, incluso, los tapones de metal del cava. No os creerías la de cosas que podemos encontrar en el estómago de un perro.

Un adorno navideño tan frecuente en nuestras casas como la flor de navidad puede resultar peligrosa para nuestro perro. La flor de navidad  tiene un tallo y unas hojas lechosas que si son mordidas por nuestro perro pueden provocar irritaciones en la boca y en el estómago, y si caen cerca de la cara, irritaciones en la piel y ojos.

Es frecuente preparar chocolate para la sobremesa, debemos saber que el chocolate negro en cantidades pequeñas puede provocar un cuadro de excitación y convulsiones en nuestro perro, posee una sustancia excitante, la teobromina. No debemos ofrecer pequeñas cantidades de chocolate porque el perro luego puede robarlo en un descuido y provocar una intoxicación y 1/2 de tableta de chocolate negro puede resultar mortal para un perro pequeño.

Y por último, una costumbre muy nuestra que es recibir el año tomándonos las uvas. No debemos de ofrecer uvas a nuestros animales de compañía, dependiendo de la cantidad que coman pueden provocarles un fallo renal con un cuadro de vómitos, diarreas, convulsiones y muerte.

Existen otros alimentos que tenemos en nuestras mesas que también debemos evitar dar a nuestros animales como la cebolla, el apio, ajos, etc. Y por supuesto, nunca darles ningún alimento que contenga alcohol.

Os deseamos a todos unas felices fiestas y esperamos que siguiendo estas sencillas recomendaciones, paséis una Navidad en compañía de todos vuestros peludos sin sobresaltos.


Fernando Ribas. Veterinario
web: www.clinicaveterinariasanjorge.com


 

 

 


COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir