IBMASCOTAS

¿Hacemos un uso adecuado del castigo en la educación del perro y el gato?

Pilar García Belmonte Veterinaria Master en medicina del comportamiento

COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir
ibeconomia.com - martes, 23 de enero 2018 | 10:39 Hrs.

Los humanos convivimos de forma muy próxima con los animales de compañía, en especial con el perro y el gato, y debemos comunicarnos con ellos de forma efectiva para que la relación resulte satisfactoria.

Asimismo es esencial la educación de la mascota en las normas y rutinas del hogar.

El uso del castigo es habitual en la educación de los pequeños animales y deberíamos preguntarnos cómo entienden el perro y el gato el castigo y que repercusiones tiene sobre el aprendizaje, el vínculo con el grupo familiar y su bienestar.

 

Algunas definiciones que nos pueden resultar útiles:

 

  • El castigo positivo es algo aversivo para el animal que aplicado tras una determinada conducta disminuye la probabilidad de que esa conducta se repita, un ejemplo es el uso del collar de ahogo.

  • El refuerzo positivo es algo agradable para el animal que aplicado tras una conducta aumenta la probabilidad de que esa conducta se repita, un ejemplo es el juego.

  • El castigo negativo: retiramos al animal algo que le gusta para reducir la probabilidad de que esa conducta se repita, por ejemplo finalizar el juego retirando la mano si durante el juego nos hacen daño con los dientes.


  • El refuerzo negativo: retiramos algo que no le gusta para incrementar la probabilidad de que la conducta se repita, por ejemplo volvemos a caminar durante el paseo cuando la correa vuelve a estar relajada.

 

Para la educación del perro y el gato debemos favorecer que se produzcan muchas conductas que podamos premiar, poniéndoles muy fácil que sucedan e ignoraremos las conductas que no nos interesan. En ocasiones podemos utilizar el castigo negativo o el refuerzo negativo siempre mostrando la conducta alternativa que sí reforzamos positivamente, si bien para hacer buen uso de estas técnicas lo adecuado es recibir formación para ello.

Nunca emplearemos el castigo positivo por las siguientes razones:

-La aplicación debe ser inmediata a la conducta, dentro de 1 segundo de tiempo, de otro modo castigas cualquier otra conducta que realice en ese momento el animal.


-Debemos estar muy atentos a las conductas de apaciguamiento y de desplazamiento ( mira al suelo, agacha la cabeza, nos muestra la barriga, se lame el labio,…) que el perro ofrece en el momento de aplicación del castigo y cesar inmediatamente el castigo cuando las detectemos. Si continuamos a pesar de todas las señales que nos da puede probar con la agresión a ver si de una vez le entendemos. En el gato el lenguaje es limitado, normalmente huye o es agresivo.


-En los animales con miedo la utilización del castigo aumenta el miedo y puede conducir a otros problemas de conducta como la agresividad. Igualmente el castigo ocasiona miedo a la persona que lo aplica y al lugar en que se lleva a cabo, lo que implica un deterioro del vínculo propietario- animal de compañía y que el animal perciba su entorno de forma hostil.


-Durante la aplicación del castigo el animal puede asociarlo a cualquier otro estímulo del entorno: objetos, niños, perros, etc. Haciendo asociaciones negativas que pueden desembocar en otros problemas de conducta.


-La intensidad del castigo debe ser suficiente para ser efectivo, si no es útil aumentaremos la intensidad ya que además se produce una habituación por parte del animal con lo que el daño físico puede llegar a ser muy cruel.


-El castigo físico puede producir lesiones en los animales como quemaduras en el caso de los collares eléctricos, colapso de traquea, síndrome de horner o laceraciones en la piel en el caso de los collares de puas y edema pulmonar o glaucoma con los collares de ahogo.


-Si ante una determinada conducta a veces la castigamos, a veces la ignoramos y a veces la premiamos, estamos haciendo un uso muy inconsistente del castigo que puede hacer que la conducta aumente ya que pasamos a un refuerzo variable que tiene un elevado poder en el mantenimiento de las conductas.


-El castigo no enseña nuevos comportamientos, impide el aprendizaje e incluso puede llevar a una situación de “Indefensión aprendida” que se asemeja a la depresión humana.


-El perro NO quiere ser dominante sobre nosotros y NO tenemos que someterlo. No se ha demostrado a día de hoy que el perro establezca relaciones de dominancia con otros perros ni con el humano, aunque desgraciadamente en algunos programas de televisión lo repiten sin ningún sentido día tras día incitando al uso de técnicas violentas y peligrosas.


-Diferentes estudios concluyen que los perros entrenados usando métodos basados en el refuerzo positivo reportaron ser más obedientes que los perros entrenados usando solo castigo o una combinación entre castigo y refuerzo, además los entrenamientos basados en el castigo no son efectivos reduciendo la incidencia de comportamientos problemáticos incluso parece que aumenta la ocurrencia de problemas potenciales.


En conclusión hagamos una reflexión sobre el empleo del castigo y sus consecuencias antes de aplicarlo, comtemplemos otras formas de educar a nuestros queridos animales de compañía y formémonos para conocer el lenguaje y educación canina y felina.

 


Bibliografía consultada:

  1. AVSAB Position Statement. The Use of Punishment for Behavior Modification in Animals. 2007 AVSAB American Veterinary Society of Animal Behavior.
  2. Sergio Tejedor Gimenez. Efectos del castigo sobre el comportamiento animal. Boletín de etología GrETCA nº 5, 12/ 2010.
  3. EF Hiby, NJ Rooney and JWS Bradshaw. Dog training metodes: their use, effectiveness and interaction with behavior and welfare. Animal welfare 2004.

 

 

C/ Joan Homs 11

07600 S’Arenal
Teléfono: 971 490 153
Movil 607 266 267
clivetarenal@gmail.com
www.clinicaveterinariaarenal.com
HORARIO
Lunes a Viernes: 10.00h – 14.00h  – 16.30h – 19.30h
Sábados: 10.00h – 13.00h

 

 

 

 

 

 


COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir