ibmascota

¿Qué hacer si mi perro va a conocer a un nuevo cachorro o un bebe?

Fernando Ribas. Veterinario

COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir
ibeconomia.com - viernes, 17 de noviembre 2017 | 10:50 Hrs.

La llegada a casa de un bebé o de un nuevo cachorro es un cambio importante, tanto para el perro como para el propietario, por lo que es muy importante hacerlo de la manera correcta.

Un nuevo cachorro: a muchos perros mayores les devuelve la vitalidad la llegada de un cachorro a casa, pero debemos de tomar ciertas precauciones para que esta introducción sea adecuada.

La mejor edad para la llegada de un cachorro a casa son las 7 semanas. A esta edad el perro ha aprendido ciertas pautas de comportamiento con su madre y sus hermanos, y está en pleno periodo de socialización, lo que lo hace muy receptivo a aprender y asimilar situaciones nuevas. Este periodo de socialización llega hasta los 4 meses, la introducción de un cachorro que no esté bien socializado posteriormente a este periodo puede ocasionarnos problemas.

Hay que controlar las presentaciones. Al principio siempre debemos estar presentes, el cachorro no entiende el lenguaje corporal de los perros y las señales de calma o amenaza, debe aprender cuando el otro perro quiere contacto, juego o cuando quiere estar tranquilo o no quiere que se acerque a su comida y, debido a la diferencia de tamaño entre el adulto y cachorro, para evitar que le haga daño o que tenga una experiencia negativa en esos primeros contactos.

Hay puntos críticos que debemos de respetar. El sitio de descanso, la prioridad al comer y la atención del propietario son situaciones en las que podemos tener problemas ya que el perro adulto puede querer imponer su autoridad. Debemos siempre dar preferencia al perro adulto y darle tiempo al cachorro de que aprenda las rutinas y las jerarquías dentro de la casa, las terminará aceptando e integrándose.
Hemos de asegurarnos que tanto el perro adulto como el cachorro están debidamente vacunados y desparasitados para prevenir el riesgo de contagio de enfermedades infectocontagiosas.

La llegada de un bebe: Un perro sano y bien cuidado raramente constituirá un riesgo sanitario para el bebé, con lo cual no es necesario tenerlo separado, puesto que el perro forma parte de la familia y en poco tiempo será también muy importante para el bebé.
De cara a nuestro perro, la llegada del bebe debe ser preparada antes del nacimiento.

Una buena educación, unas normas de convivencia básicas, tales como no saltar encima de la gente, no subirse al sofá o a las sillas, habituarlo a los nuevos muebles del bebe como la cuna, carrito o bañera… en resumen comenzar con la habituación al cambio de manera progresiva para minimizar el estrés.

Deje que el perro se siente a su lado mientras atiende al bebe y háblele con normalidad y sosiego. Tenga en cuenta que el llanto de un bebe puede ser un sonido totalmente nuevo para el perro y puede transmitirle estrés o miedo. No permita que el perro lama al bebe (es antihigiénico), pero sí que se acerque con cuidado. Nunca deje a su perro solo en casa, el coche o el jardín con el niño, sobre todo cuando el niño empieza a gatear y moverse por todas partes. Enseñe al perro a diferenciar claramente entre sus juguetes y los del niño.

Con estos sencillos consejos la llegada de un cachorro o un bebe a casa resultará mucho más fácil y eficaz.

 


Fernando Ribas. Veterinario
web: www.clinicaveterinariasanjorge.com


 


COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir