Destacado 3

El edificio del antiguo escorxador, el placer ‘extra’ del Mercado Gastronómico San Juan

COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir
ibeconomía.com - Sábado, 1 de Octubre 2016 | 10:39 Hrs.

El Mercado Gastronómico San Juan no sólo es maravilloso por la calidad de los productos que sirve en los ‘puestos’; por el ambiente que se respira en su interior y en su exterior; por el buen servicio que ofrece; por la variedad de su propuesta; por el auge que ha cogido desde su implantación… No, no sólo es único por eso.

El Mercado Gastronómico San Juan es lo que es, también, por el enclave en el que está situado. En el barrio de Can Redò, se levanta, majestuoso el antiguo Escorxador (matadero), una obra del que fuera famoso arquitecto municipal, Gaspar Bennàssar (1869-1933), autor asimismo, del diseño de la plaza de toros de Palma.

El mallorquín proyectó en 1904 el que fue matadero municipal de Ciutat y lo hizo articulando en torno a varios volúmenes edificados un espacio funcional adecuado a la actividad para la cual fue concebido, pero sin renunciar a los criterios estéticos de la época.

san-juan2Los planteamientos arquitectónicos de este edificio le valieron a Bennàssar un premio que recibió en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1906. Y aquí, en este recinto histórico y emblemático, está ubicado hoy día el famoso Mercado Gastronómico San Juan.

Sus tapas, sus pinchos, sus vinos, sus embutidos, sus refrescos, sus copas… El placer de comer o beber se conjuga con el de sentir que se está en un lugar especial, una joya arquitectónica. Y es que s’Escorxador, que acogió hace muchos años un matadero de animales en lo que por aquel entonces eran ‘las afueras’ de Palma pero que estaba relativamente cerca de la ciudad (por aquello del transporte de las reses), no es un edificio más.

Con el tiempo, el ensanche de la urbe fue rodeando el edificio y transformó su ubicación. S’Escorxador se convirtió en un punto mucho más céntrico, la actividad  que acogía se trasladó a las nuevas afueras y las instalaciones quedaron en desuso.

Reforma y rehabilitación

En la década de los 90, el Ayuntamiento de Palma encargó al arquitecto Daniel Gelabert un proyecto de rehabilitación que permitiera adaptar la estructura ideada por Bennàssar a usos culturales y comerciales. La obra, que mantuvo prácticamente intacta la imagen original del edificio, permitió dotar a la ciudad de un espacio que dio cabida a un cine, un supermercado, varios establecimientos de restauración y comercio y un centro de salud, entre otros locales.

El último en llegar ha sido el Mercado Gastronómico San Juan… La guinda, como aquel que dice… La reforma se efectuó al más puro estilo Bennàssar. La empresa ‘Habitat Balear’, constructora hotelera líder en Baleares, y en primera persona su presidente Biel Catalá, se encargó de la reforma, siguiendo las coordenadas de ’Servicio Hotelero’ y ’Restauración Balear’. Se respetó en todo momento los orígenes del edificio y se utilizaron materiales nobles, consistentes y de larga duración. La experiencia profesional de dicha empresa dotó al nuevo centro gastronómico de una mayor luminosidad pero mantuvo el espíritu de su afamado creador.

Y es que moverse entre los puestos con ornamentaciones modernistas y al mismo tiempo pasear bajo la estructura de hierro forjado o alzar la vista para ver los antiguos pasillos de vigilancia, es un placer extra que también ofrece el Mercado Gastronómico San Juan. 

sanjuan-1

san-juan-3

sanjuan3

 

Tags: , , , , , , , ,


COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir

Noticias relacionadas