cultura

Tide Marks, primera exposición de Prudencio Irazábal en Pelaires

El artista toma como referencia en esta exposición la luz natural, los fenómenos atmosféricos y los espacios exteriores.

COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir
ibeconomia.com - miércoles, 29 de noviembre 2017 | 10:15 Hrs.

Tide Marks es el título de la primera exposición de Prudencio Irazábal en Pelaires, que se inaugura mañana, jueves 30 de noviembre, y estará disponible hasta el próximo 30 de enero. En esta exposición el reconocido artista toma como referencia la luz natural, los fenómenos atmosféricos y los espacios exteriores.

Durante más de dos décadas, Prudencio Irazábal ha estado desarrollando nuevas posibilidades en torno a una de las más antiguas aspiraciones de la pintura. Sus obras se desarrollan conceptualmente a partir de su investigación sobre las posibilidades de deconstrucción y materialización del pensamiento cromático que el artista inició en Nueva York a comienzos de los años 90.

Los colores individuales modelan y gestionan la luz al extenderse sobre la tela horizontal a base de capas traslúcidas superpuestas. Su técnica conlleva lentos procesos de aplicación de las resinas acrílicas, de forma que la permeabilidad del conjunto de capas define la retención de la luz y la vibración del color en ese lugar que el artista ha definido como the distance within.

Para esta primera exposición en la Galería Pelaires, Irazábal toma como referencia la luz natural, los fenómenos atmosféricos y los espacios exteriores. Aunque los materiales que emplea están condicionados por la mezcla substractiva del color pigmento, el artista lleva al límite la tensión que ejerce sobre la articulación del lenguaje y sobre la misma opacidad el medio pictórico.

Los colores individuales modelan y gestionan la luz al extenderse sobre la tela horizontal a base de capas traslúcidas superpuestas. Su técnica conlleva lentos procesos de aplicación de las resinas acrílicas, de forma que la permeabilidad del conjunto de capas define la retención de la luz y la vibración del color en ese lugar que el artista ha definido como the distance within.

Tide Marks, la obra que da título a la exposición, plantea un espacio narrativo que utiliza modulaciones cromáticas en lugar de claroscuro para definir secuencias y pasajes. Las formas emergen del fondo blanco solamente por medio de la presencia del color. El cuadro, casi convertido en fragmento mural en virtud de la plenitud luminosa de su mitad inferior, parece detenerse justo un momento antes del fundido a blanco. Aunque todas las evidencias del gesto y la materialidad desaparecen bajo la irradiación del color, su huella se puede detectar sin embargo en las líneas que son también el registro de las capas depositadas.

Las obras en Tide Marks parten de una lectura crítica de imágenes ópticas de espacios abiertos proyectadas por una lente a mano alzada en la penumbra de un espacio interior. El temblor de la luz y la ausencia de oscuridad desvanecen los contornos de las formas y los colores se hacen atmosféricos y se aclaran con la superposición de otros. Los colores respiran buscando límites y definición hasta desaparecer prácticamente anegados por la luz. El ojo puede percibir, sin apenas profundidad de campo, espacios que se saben amplios y complejos. Estas proyecciones, creadas en la niñez, eran una forma inicial de interpretar el mundo, y en cierto sentido eran también las primeras pinturas hechas por el artista . De espaldas a la ventana y frente a una imagen reducida del paisaje, la mirada de Irazábal empezaba a ensancharse y a tomar distancias respecto a la observación directa del mundo: “ … spatia montes in cubiculo dilatantia”. Los espacios que dilatan los montes hasta la misma habitación, escribió Plinio el Viejo aludiendo a los paneles pintados con que se decoraban las estancias. La pintura expande el mundo y lo desplaza al atravesarlo con la mirada y los sueños humanos.

El director de Pelaires, Frederic Pinya, explica que “estamos muy ilusionados con esta exposición. Hace ya más de un año que trabajamos con Prudencio Irazábal, tanto en la feria MACO de México como en ARCO expusimos obra suya, pero el hecho de contar con él y con su trabajo en nuestro Centro Cultural es para Pelaires muy importante”. Pinya subraya que “se trata de un artista que goza de un gran prestigio, con una carrera consolidada y que sin duda en su generación es un referente, especialmente en la abstracción. Es uno de los artistas españoles con más proyección internacional”.

Biografía
Prudencio Irazábal (Puentelarrá, Álava 1954) estudió Bellas Artes en Sevilla y Barcelona ampliando estudios en la Columbia University de Nueva York, ciudad a la que se traslada en 1986 y donde comienza a exponer regularmente desde finales de los años ochenta. Actualmente su obra forma parte de la exposiciones El arte y el espacio en el Museo Guggenheim Bilbao y Ornamento= Crimen? en el Centro de Arte Bombas Gens, Valencia.

Su obra está representada en las siguientes colecciones: Museo Guggenheim Bilbao; Fundación Helga de Alvear, Madrid y Cáceres; Norman Foster Foundation, Madrid; Artium-Centro Museo Vasco de Arte Contemporáneo, Vitoria; Banco de España, Madrid; Banco Español de Crédito, Madrid; CAB-Centro de Arte Caja de Burgos; AkzoNobel Art Foundation, Amsterdam; Banco de Sabadell, Barcelona; Bank for International Settlements, Basilea; H+F Collection, Rotterdam; and the Museum gegenstandfreier Kunst, Otterndorf, entre otras.


COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir