Consumo

Recomendaciones para comprar un coche de segunda mano

COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir
ibeconomia.com - miércoles, 6 de junio 2018 | 8:02 Hrs.

Comprar un coche usado puede ser una buena opción, sobre todo para aquellos que desean ahorrar en la compra de su vehículo. Sin embargo, deben tenerse en cuenta una serie de precauciones para evitar sorpresas desagradables.

OCU recomienda:

¿A un particular o a un concesionario?

COMPARADOR DE COCHES DE SEGUNDA MANO

Esa es la primera decisión que debes tomar.

En caso de que lo compres a un particular:

  • La garantía se limita a 6 meses.
  • Si surge algún problema es el comprador quien deberá demostrar que ya existía el fallo.
  • Los márgenes de negociación del precio son más amplios, puedes regatear y conseguir mejor precio…

Si lo compras en un establecimiento

  • La garantía es más amplia, como mínimo un año. Ojo , los km 0 tienen 2 años de garantía desde su matriculación, no desde su venta.
  • El plazo para reclamar en caso de problemas llega a los 3 años.
  • Esarás más orientado… pero probablemente pagues más.

En ambos casos, asegúrate bien de que los papeles estan en regla (ITV, titularidad, libro de revisiones, facturas…)

Revísalo con un profesional

La mecánica del coche es compleja y puede haber defectos que ni siquiera el vendedor conozca; así que revísalo acompañado de un mecánico, un perito o, directamente, contrata una empresa certificadora por unos 80 euros. ¿No es posible? Entonces al menos fíjate en lo siguiente:

  1. Échale un buen vistazo por fuera: un color deslucido revela que el coche ha dormido al aire libre; una pieza con un color distinto, un antiguo golpe; y ampollas en la pintura, un principio de corrosión.
  2. Abre el capó. Extrae la varilla del aceite: si está ennegrecida o tiene partículas metálicas, tendrás que cambiar el aceite en breve. Luego comprueba que la correa de distribución está tensa y sin defectos.
  3. Mira que los neumáticos sean los que constan en la tarjeta de inspección técnica, si no tendrás que cambiarlos para la ITV. Verifica además que el dibujo tiene al menos 1,6 mm de profundidad.
  4. Empuja el coche de costado con fuerza. Si oscila (con rebote) más de dos veces, significa que los amortiguadores están tocados. Comprueba las cerraduras de las puertas.
  5. Entra en el automóvil. Tira de los cinturones de seguridad. Y verifica que los asientos delanteros se regulan y deslizan adecuadamente.
  6. Introduce la llave de contacto y pulsa los distintos interruptores: luces, calefacción y aire acondicionado, radio, gps, manos libres… Observa que los pilotos se iluminan.
  7. Arranca el coche. Confirma que los pedales no tienen demasiado juego. Luego pisa a fondo el pedal del freno durante 20 segundos: si no vuelve a su posición inicial, el circuito tiene fugas.
  8. Las ruedas deben responder a los giros del volante sin margen de holgura. Y sin desviarse: conduce el coche por una zona sin tráfico, suelta el volante un instante y observa si sigue en línea recta

Comprueba que todo es legal

Los fraudes y las trampas son más frecuentes de lo podríamos pensar. Tómate tu tiempo y revisa todos los papeles del coche:

  • En el libro de mantenimiento del coche podrá confirmar las revisiones y reparaciones realizadas; así como los kilómetros realmente recorridos (el cuentakilómetros podría estar trucado). Si el vendedor no lo tiene, pídale que le enseñe al menos las facturas del taller.
  • En el Permiso de Circulación podrás verificar que el vendedor es realmente el propietario.
  • En la Tarjeta de Inspección Técnica podrás comprobar la antigüedad del automóvil, sus datos técnicos y si está pendiente de pasar la ITV.
  • Consulta además el informe del vehículo de la DGTPor solo 8,20 euros te evitarás sorpresas desagradables: el coche podría estar embargado, tener multas pendientes o haber pertenecido a una flota de alquiler.
  • Y confirma que el vendedor está al corriente del impuesto de circulación.

 

Negocia un precio justo

Un coche con cuatro o cinco años de antigüedad puede costarte la mitad que si lo hubieras comprado nuevo. Pero no solo depende de su antigüedad, también influyen el kilometraje y la demanda de cada modelo. Para hacerte una idea de cuánto dinero puede valer, consulta los precios de ese modelo en alguna tienda on line de coches de ocasión y en una guía de precios como Ganvam o Eurotax.

Si durante la revisión detectaste pequeños daños, negocia una rebaja en proporción. Éstos son  algunos precios mínimos de reparación o sustitución: 400 euros por la correa de distribución, 250 euros por las cuatro ruedas, 120 euros por un retrovisor, 120 euros por un faro, 100 euros por un poco de chapa, 50 euros por el cambio de aceite, 40 euros por un limpiaparabrisas o 40 euros por el refrigerante para el aire acondicionado.

Y recuerda que tú propones el contrato de compra venta. Si lo vas a firmar con un concesionario, solicita el propuesto por Ganvam y validado por el Instituto Nacional de Consumo. Si lo vas a firmar con un particular, usa el que te proponemos.

Ahorra con el seguro

Si el automóvil tiene más de cinco años de antigüedad no te compensa contratar una póliza a todo riesgo; es preferible una póliza a terceros; o mejor aún ampliada a lunas, incendio y robo. En cualquier caso, siempre puedes abaratar la prima incluyendo una franquicia.

¿Quieres saber qué compañía y qué póliza te interesa más? Consulta nuestro comparador para ver qué seguros en concreto se adaptan a tu experiencia como conductor, tu comportamiento en carretera y tu coche. Eso sí, antes de contratarla, comprueba que la póliza incorpora la asistencia en viaje, así como la defensa penal y reclamación de daños, al menos hasta 3.000 euros. Y si tienes hijos mayores, solicita la garantía que cubre la posibilidad de que cojan el coche sin permiso. Tampoco está de más preguntar por el bonus-malus.

Trámites más simples

La compraventa de un coche usaro no es tarea sencilla, pero lo peor es el papeleo. Lo cierto es que la tramitación se complica por la necesidad de hacer gestiones en tres administraciones distintas: local, autonómica y en la Dirección General de Tráfico.

Desde OCU pedimos que se simplifique este trámite: una opción sería hacerlo en un espacio de atención única al ciudadano.

 


COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir