Caib

Miles de inmuebles de Baleares siguen sometidos al proceso de regulación catastral

COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir
ibeconomía.com - jueves, 16 de febrero 2017 | 1:46 Hrs.

Miles de inmuebles de varios municipios de las Islas Baleares siguen sometidos al proceso de regulación catastral, después de que la Dirección General del Catastro, publicara el 22 de febrero y el 30 de diciembre de 2016 en el BOE la incorporación de Pollença, Sóller, Formentera, Deyá, Llucmajor, Marratxí y otros 23 municipios, al Plan de Regularización Catastral, para localizar construcciones no declaradas o declaradas de forma incorrecta en estos últimos años.

Así, el fin es adecuar la concordancia de la descripción catastral de los bienes inmuebles con la realidad inmobiliaria, según informa en un comunicado Impuestalia, empresa dedicada en exclusiva a la Optimización Impositiva tanto en IBI’s y otros tributos asociados a la tenencia y transmisión de bienes inmuebles.

El procedimiento se inició de oficio el día siguiente de su publicación y será de aplicación hasta el 30 de julio de 2017.

Dicha regularización se debe a la aplicación de la Disposición Adicional tercera del Texto refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario (Real Decreto Legislativo 1/2004, de 5 de marzo), por la que se adoptan diversas medidas tributarias dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y al impulso de la actividad económica, con efectos desde el día 1 de enero de 2013.

Se prevé que al menos en un 10% de inmuebles de este municipio se localicen discrepancias. Esta estimación apunta a que dichos propietarios deberán pagar el incremento del IBI correspondiente por dichas alteraciones.

La previsión del Gobierno era que casi toda España se hubiera revisado a mediados de 2017, pero la última publicación en el BOE estima como fecha de finalización para los nuevos municipios propuestos, noviembre de 2017.

Así, un total de 14.943 inmuebles serán revisados en Pollença, 9.926 en Sóller, 4.227 en Formentera, en Deiá 976 inmuebles, en Llucmajor 26.138 y en Marratxí 18.469. Una vez finalizado el procedimiento los propietarios de los inmuebles en los que se haya detectado alguna incidencia, recibirán las correspondientes notificaciones de las propuestas de regularización, según indica Impuestalia.

Según la directora general de Impuestalia, Carmen Villa, se estima que al menos en el 7% de los inmuebles a los que el Catastro notifique un aumento de IBI por la nueva regularización, podrán existir errores en la nueva valoración.

En términos económicos, el coste por esta regularización será una tasa de 60 euros por cada inmueble que se detecte, y se “destinará” a pagar los trámites administrativos que genere esta regularización. Este importe se sumará al derivado del incremento por las construcciones o modificaciones no comunicadas en los años anteriores.

“Se puede solicitar la revisión de la valoración catastral si se detectan discrepancias o errores”, ha explicado Villa, “cuando el contribuyente recibe la notificación de la propuesta puede ponerse en contacto con nosotros, tiene 15 días para alegaciones si detectamos algún error. Sólo cobramos nuestros honorarios si hemos conseguido un ahorro para nuestro cliente”.

La propuesta del Catastro no será firme hasta que no transcurra el plazo de 15 días hábiles para formular las alegaciones que consideren oportunas, presentando las pruebas que estimen pertinentes.

Si transcurrido ese plazo el administrado no formula alegaciones la propuesta será definitiva, entendiéndose dictado y notificado el correspondiente acuerdo de alteración contenido en la propuesta de regularización desde el día siguiente al de finalización del mencionado plazo.


COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir