Análisis

Fórmulas para reducir la factura fiscal antes de que finalice el año

COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir
ibeconomia.com - domingo, 3 de diciembre 2017 | 11:40 Hrs.

A un mes para que acabe el ejercicio fiscal, OCU recuerda a los contribuyentes que pueden tomar una serie de medidas para reducir la factura fiscal que tendrán que pagar el año próximo, cuando presenten el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF). En su revista Dinero y Derechos del mes de noviembre, OCU publica un artículo que recoge las principales recomendaciones para intentar en la medida de lo posible pagar menos IRPF.

OCU recuerda que las deducciones varían en función de cada comunidad autónoma, por lo que, dependiendo de su lugar de residencia, los consumidores podrán deducirse parte de los gastos por la guardería de los hijos, gastos educativos (educación, uniformes, libros), abono transporte público, ayuda doméstica, la instalación de dispositivos de ahorro de agua o energía, el alquiler de vivienda habitual, defensa jurídica laboral, alquiler de vivienda, donaciones, o sistemas de acceso a internet. OCU recomienda guardar los justificantes de todos los gastos.

Para los trabajadores, es importante comunicar los cambios que se produzcan en el ámbito familiar (nuevos hijos, divorcios, pagos de pensiones por alimentos, etc.) La cantidad de retención a cuenta del IRPF depende entre otras cosas de las circunstancias familiares. Si es posible, en algunos casos es conveniente cambiar el salario en metálico por salario en especie.

Algunas retribuciones están exentas de pagar IRPF, como, por ejemplo, los seguros sanitarios para el trabajador, su cónyuge y sus hijos, hasta 1.500 euros anuales por cada uno de ellos, el cheque de transporte público hasta 136,36 euros al mes hasta un máximo de 1.500 euros al año, o los cheques restaurantes por un importe máximo de 9 euros al día.

Aquellos contribuyentes que ejercen su actividad como profesionales deben revisar sus gastos. Si se es trabajador por cuenta ajena y se pagan cuotas sindicales o cuotas al colegio profesional hasta 500 euros cuando la colegiación sea obligatoria para el puesto, esos gastos se deducen de los ingresos del trabajo.

OCU recuerda que aquellos que adquirieron una vivienda antes de 2013 tienen derecho a deducir el 15% de lo pagado para comprar la vivienda, sobre un máximo de 9.040 euros por persona o si se trata de un matrimonio que compra a medias, declara por separado y amortiza el doble, 18.080 euros. En este caso OCU aconseja amortizar anticipadamente una cantidad que llegue hasta ese límite y así aprovechar íntegramente la deducción. En este caso, deberá tener en cuenta que algunas entidades pueden cobrar una comisión por la citada amortización anticipada.

Para aquellas personas que se encuentran cercanas a cumplir 65 años y tengan pensado vender su vivienda habitual, OCU recomienda esperar a cumplir esta edad, pues una vez sobrepasada la misma no tendrá que tributar por la venta.
OCU recuerda que, tras la última modificación de la normativa, los donativos deducen más. Si se hacen donativos a ONGs, fundaciones y entidades sin ánimo de lucro, la normativa permite deducir un 75% sobre los primeros 150 euros, y un 30% sobre lo que exceda de esa cantidad (puede subir al 35% si es el tercer año que se dona a la misma entidad y la donación ha sido igual o superior a la del anterior).

La normativa fiscal permite hasta determinados límites y con determinadas reglas la compensación entre las perdidas y las ganancias patrimoniales. Si durante 2017 se han obtenido ganancias con la venta o donación de bienes y a su vez se acumulan pérdidas en otras inversiones, una forma de ahorrar impuestos sería materializar dichas pérdidas para poder compensarlas con las ganancias cumpliendo ciertos requisitos. De la misma forma, si se han tenido pérdidas al vender un bien, estas se pondrán compensar al vender otro bien que acumule ganancias.

Por último, para aquellos contribuyentes que son propietarios de un inmueble en alquiler, pueden deducir de la renta sujeta a IRPF los gastos hechos para obtenerla: IBI, anuncios, agencia, seguros, comunidad… y también los gastos de reparación y conservación y los intereses de préstamos para la compra o mejora del inmueble (estos con un límite).


COMPARTE:
ico-facebook ico-twitter ico-google plus ico-linkedin ico-linkedin
ico-facebook ico-imprimir